Viaje a Cancún con mi esposo, justo estaba en mis días fértiles y por suerte quede embarazada como tanto queríamos. Solo que ahora no sé quién es el padre.


“Coincidencia Cósmica”
Mi abuela decía que las coincidencias no existen, que lo que realmente deseamos en su momento llega y …

Llegaba la fecha de un congreso medico anual que uno de los laboratorios organiza, tenia la intencion de irme sola para poder divertirme un poco y olvidarme de las presiones de la casa, sin embargo mi esposo quizo ir conmigo y pues la verdad insistio tanto que no tuve otra alternativa que aceptar.

Lo que pasa es que hace un par de meses murio el su papa y desde aquel dia dice que ha valorado todo, que no quiere dejarme sola, que si el muere quien me va a cuidar y todo ese tipo de ideas existenciales que surgen despues del duelo por la perdida de alguien, acto siguiente tuvo la idea de que tuvieramos otro hijo, ya tenemos una niña de tres años y quiere el niño, que para que me cuide y se hagan compañia.

Yo si la pienso en tener otro hijo pero la verdad es que algunas de sus razones son buenas y me agrada la idea de darle un hermanito a mi hija y se hagan compañia siempre.

El viaje a Cancun se convertia en el pretexto perfecto para estar juntos y casi como una “coincidencia cosmica” ese fin de semana eran mis dias mas fertiles, dado que soy muy exacta y medico de profesion sabía que a ese viaje iriamos dos y regresariamos tres.

Asi que aqui estoy, una mama 32 años que despues de un embarazo no me deprecie nada, al contrario, ahora con pechos mas grandes, caderas ampliadas, piel muy blanca, cabello profundamente negro y ese… toque que tiene la mujer que ya fue madre y la hace mas hembra, mas fogosa; confiezo que me encantan los cambios que tuve sobretodo en mi sexualidad, mi apetito crecio y mi vagina ya sabe mas del negocio, lo demuestra con su lubricacion y desempeño en la copula.

Dicho todo esto llego el dia, y volamos desde la ciudad de Mexico hasta aquella playa hermosa; al llegar al hotel no paraba de saludar a una multitud de compañeros medicos de muchas partes de la republica, mi esposo se ponia celoso cada que algun hombre guapo me saludaba, y solo me decia cosas como: ” mira como te come las tetas ese, ese otro te mira las nalgas” yo solo me reia pero en el fondo me excitaba mucho, pues la verdad me cuido bastante y tengo muy buen cuerpo, cualquier mujer que diga que no le gusta que la vean es mentira, nos encanta y lo deseamos, pero ya sabes no hay que parecer una puta.

LLegamos a nuestra habitacion y mientras mi esposo trataba de abrir la puerta con la tipica llave de tarjeta, pero fallaba, hasta que llego una chica de servicio a cuarto que le abrio, en eso, de la habitacion de a lado se acerco un hombre muy guapo, mayor que yo, al escucharlo saludar recorde su voz, era un antiguo maestro de la facultad que siempre me gusto, lo salude muy efusivamente y el a mi, era una “coincidencia cosmica” que mi platonico amor, “mi profe” estuviera de vecino a mi cuarto de hotel.

Era unos 20 años mayor que yo, pero no se le notaba nada, con hermosos ojos verdes, nunca supe si era casado o que pasaba con su vida pero he de confesar que en cuanto lo vi senti ese cosquilleo en mi vagina que me hacia desearlo; de pronto una hermosa y morena mujer con acento de Centroamérica me saludo muy efusivamente, me la presento: “ella es mi esposa Olga”, dijo con orgullo yo correspondí al saludo y me despedí, eso corto mi inspiracion, sumado a que mi esposo estaba allí y que parte del proposito de mi viaje era encargar bebe, borraron toda sombra de libido, asi que como muchos otros de mis anhelos, tuve que olvidarlo y seguir adelante.

Entramos al cuarto y con lo prendida que estaba me desnude, me sali a la terraza (del piso 12) y deje que el viento rozara mi cuerpo, le grite a mi esposo y en lugar de emocionarse se enojo y me dijo que me metiera que no era una puta. La verdad es que ¿a esa altura quien me iva a ver?…en fin.

En lugar de que envolvernos en un remolino de pasion y aparearnos bestialmente solo discutimos, debo ser honesta y sexualmente mi vida es aburridisima con el, disfrutaba mucho mas antes de casarme, el sexo para el solo es meter, sacar, eyacular y dormir. Muchas ocaciones el esta dormido, perdido, hasta roncando y yo me masturbo para relajarme y dormir tambien, he pensado mucho comprarme un vibrador pero, ¿donde lo guardo? ¿te imaginas el sermon que me espera si mi esposo me lo encuentra?

LLego la noche y era de cena y baile, fuimos y el calor tropical me motivo a llevarme un vestido blanco, largo pero muy pegadito, con un escote amplio que mostraba mis atributos y un corte lateral que dejaba ver una de mis piernas, obvio la playa me movio a ir sin brasiere, cuando me esposo me vio se le pusieron los ojos de plato, me dijo: que bien te ves, que quieres pescar?, quiero pescarte a ti!, le dije, mientras ponia su mano en mi concha, solo rio y nos fuimos al salon.
,
Estabamos sentados a la mesa de pronto llego aquel doctor, mi antiguo profe,con su hermosa y morena mujer, preguntó si se podian sentar y al ser mesa compartida tuvimos que aceptar; al fin la noche tomaba sabor para mi.
Platicamos de todo y bebiamos, el profesor me hacia la platica a mi y a mi esposo pero el no se divertia nada, me hacia reir a carcajadas, la abuela decia que “el hombre que te hace abrir la boca para reir, te hace abrir las piernas para gemir”; en eso sono mi cancion favorita y le pedi a mi esposo que bailaramos pero… adivinen que? …si asi es, mi esposo no baila, asi que el profesor le dijo a mi esposo que si me daba permiso y su esposa le instigo a que me dejara prometiendo hacerle compañia; me dio permiso mas a fuerza que de ganas.

Bailamos y mientras me perdia en la mirada de mi amor platonico, sentia el mismo deseo que cuando era universitaria, aun me gustaba, de pronto el cosquilleo en mi cosita se convertia en humedad, y mis pezones no prisioneros por un brasiere se paraban, se que el lo noto y cuando ocacionalmente rozamos nuestros cuerpos se emociono tambien; me dio pena con su esposa y volteava a ver hacia la mesa nerviosa, la veia platicando con mi esposo

“No estes nerviosa, ella no es celosa, sabe compartir y dar”, me dijo el profe mientras me tomaba la mano y la cintura.

Regresamos a la mesa y mi esposo ya estaba mas relajado, al parecer Olga lo puso de buenas, y yo con la descarga de libido que habia recibido en la pista me puse a beber como si fuera el ultimo dia, mi esposo tambien bebio mucho, ya ebrios los dos le dije: “vamonos a fabricar ese niño” acepto, nos despedimos y salimos para el cuarto.

El camino a a habitacion no fue facil, como los dos estabamos pasadisimos de copas, los pasillos y el elevador no fueron nada faciles, de hecho yo era la guia y presione mal el numero de piso llegamos a otro, mi esposo ya no aguantaba las ganas de orinar y lo hizo en una maceta, verlo alli con su miembro al aire provoco que antes de que se subiera el cierre me lanzara sobre el e introdujera su verga en mi boca, se lo mame rico, intenso, rapido, con la prisa y los nervios que te dan estar al aire libre, le metia mi lengua en su meato y tuvo una fuerte ereccion, queria que se viniera, queria darle placer pero de pronto me aparto y me dijo, ya vamonos al cuarto.

Ahora si me asegure de presionar el piso 12, llegamos a la habitacion, yo estaba muy mojada, y el llevaba una notoria ereccion, asi que imaginaras la urgencia del asunto, saco la tarjeta llave de su cartera y otra vez no abria, osea !!! yo con mas ganas de ser penetrada que una adolescente virgen y el con la bandera a media hasta y de nuevo falla la maldita cerradura!!!, mi esposo le grito a la chica de servicio a cuarto y lo reconocio, con su llave maestra nos abrio y entramos como si fuera noche de bodas.

Dejamos las luces apagadas, note que habia velas y una botella con dos copas, en verdad que mi esposo se queria lucir, ahora si que queria llevarme a la cima del cielo… cual “Ricardo Montaner”.
Amorrrr !!! que hermoso detalle ahora si te luciste… exclame.
yo no pedi nada, debe ser parte del servicio de cuarto, dijo el con tono indiferente.

No tome importancia, esa era mi noche, hace meses que moria por tener buen sexo, mejor que de pelicula y nada ni nadie me lo iba a impedir asi que, le quite la camisa con pasion y el me tiro el vestido hacia abajo, mis pechos saltaron ante su cara y me los beso, mordio mis pezones, eso me mojo, el se termino de quitar la ropa mientras me metia en la cama, abri mis piernas y bajo la sabana yo misma me apretaba los pechos y acariciaba el pubis, hasta que se paro junto a la cama, vi su verga dura y parada muy brillosa de la punta, le escurria liquido pre eyaculatorio, ven, entra en mi, hazme tuya le dije tiernamente.
Abri mis piernas tanto como pude y senti su glande buscando la entrada de mi cueva, la sensacion era deliciosa, metio la puntita, exprimi las sabanas con mis manos arqueando mi espalda era demasiada mi pasion y mi deseo de ser penetrada, en eso… algo sucedio
Senti que se vino
si!!!
termino

ni siquiera lo alcanzo a meter todo, es mas casi todo salio afuera.

no podia creer lo que estaba pasando, mi abuela decia: “si calientas el horno debes de meter el pan”, no puedes dejar a una muejr asi !!!

Perdon amor, perdon, fue mucho alcohol y me emocione, termine muy rapido dame 5 minutos, dijo mientras se acostaba y tomaba su posicion de dormir.

Lo conozco se iba a dormir y dejarme asi.

yo estaba enojada, molesta, mal cogida !!!

Asi que para que no se durmiera le pedi que fuera a la tienda del hotel y me comprara unos chocolates para disfrutrar con la botella que habia en la mesa.

Molesto, medio dormido y aun ebrio se medio vistio y salio rumbo a la tienda por lo que le pedi.

Estaba tan frustrada que tome la botella, la destape y sin servirme en una copa la tome directa, desnuda en el balcon, mirando al mar.

Ya era demasiado alcohol, y mi esposo no volvia, me acoste en la cama y sentia que todo me giraba, me quede profunamente dormida.

No se cuanto tiempo paso, pero me desperto su mano acariciando mis pechos, lo hacia muy tiernamente pero firme, era rico, entre dormida y despierta le dije muy quedito: “no me dejes asi, por favor, cogeme”. Muy atento bajo sus manos hacia mi rajita, y me toco, lo hacia muy rico, yo abria mis piernas naturalmente para que puediera hacerlo sin impedimento, aumentaba su ritmo, yo me mojaba, entonces hizo lo que hace mucho tiempo soñaba, acerco su boca a mi vulva, sentir su respiracion alli me erizo la piel, no podia a creerlo siempre quise que me hiciera un oral pero le daba asco y ahora gracias a la magia del alcohol iba a hacerlo.

con la puntita de su lengua tocaba la puntita de mi clitoris, era una artesania la que me hacia, era un tocamiento tan leve que lo hacia delicioso, de pronto cambio de tactica, y comenzo a rodear mi botoncito con su lengua, ampliando los movimientos, se deslizaba por mis labios mayores arriba y abajo sin dejar de rodear ese punto de placer, de pronto llegaba a la entrada de mi vagina, eso me hacia dar saltitos, era muy bueno, yo ya estaba muy mojada, y sentia como el se tomaba mis jugos, eso me excito mucho y tuve un orgasmo.

Ya metemelo !!!
montame !!!!
hazme tuya!!!
no me dejes asi !!!!
le dije gritando.

Estas segura?

Esa voz!!!! no era de mi esposo, rapidamente me sente, el se hizo para atras, encendi una pequeña lampara de buro y la luz descubrio el rostro de aquel hombre, unos ojos verdes resplandecieron, era mi profesor, yo me espante mucho y me cubri con una almohada, replegada hacia la cabecera de la cama le grite: que haces aqui, como entraste a mi cuarto y donde esta mi esposo?

Estoy en mi cuarto

que haces tu aqui ?

y no se donde este tu esposo.

dijo el profesor.

Yo no daba credito a lo que estaba ocurriendo, osea como?.

El encendio la luz y si, asi era, no estaba en mi cuarto, la cosas en el tocador no eran las mias y no veia mi maleta donde la deje, asi que comprendi lo que habia pasado, nos equivocamos de cuarto, la chica del servicio nos abrio sin notar que nos metiamos a otra habitacion, y entre la embriaguez y la pasion no notamos nuestro error.

Asi que dije: Perdon esto es un grave error, no quiero problemas con su esposa, deja me visto y me retiro.

En eso se abrio la puerta del baño y salio Olga, traia solo una bata, se sento a lado de mi en la cama, me miro fijamente y me dijo, no tendras problemas conmigo cariño, soy una mujer compartida que sabe lo que quiere, y tienes tanta falta de sexo que estoy dispuesta a prestarte a mi esposo.

Entonces se levanto, y se quito la bata, mostro su figura, era imponente, me hizo sentir pequeña, ante sus caderas, nalgas, y pechos prolijos me vi como una niña flaca y escualida, asi que lo unico que pude decirle fue: yo no soy lesbiana y no podre corresponderte.
Olga me respondio: se que no te gusto, y no espero que me correspondas, solo soy una mujer que quiere hacer un favor a otra mujer.

Se dirijio a su esposo, se besaron con tal intensidad que se me antojo, le quito lentamente la camisa, mientras me miraba, era como una de esas edecanes que quieren vender un auto en los anuncios, y se contornean, acarician y lucen para que quieras tener el codiciado vehiculo, pero esta vez no era un objeto el que me ofrecia si no un hombre, su hombre, no se porque no sali corriendo, tal vez era lo medio ebria que aun estaba, que mi prof. siempre me gusto, que mi esposo me dejo con ganas o que ella me ofrecia el manjar y me lo ponia en la boca.

De pronto ante mi, ya estaba completamente desnudo, ella de rodillas le mamaba la verga notoriamente grande, ancha y venuda. Se puso de pie y jalándolo de su miembro como un elefantito lo acerco hasta a mi, y me dijo tocalo, tomo mi mano y la puso en aquel fuerte miembro, se sentia delicioso en mi mano, caliente, palpitante;

chupalo anda ve que bien sabe, me dijo la hermosa e imponente morena,

de modo que me sente en la orilla de la cama y lo meti en mi boca, y en verdad que bien sabia, era un sabor a macho, lo mamaba con intensidad mientras Olga le acariciaba la espalda, los pezones y las nalgas a su hombre, mientras eso pasaba me dijo: escuchame bien, estas son las reglas, yo solo quiero dos cosas, ver y mandar, me sentare en esta silla, los vere hacer todo lo que yo pida, sin reclamos ni preguntas, aceptas el trato?

Saque aquel colosal miembro de mi boca, respire profundo y dije: ACEPTO.

Asi que apago las luces, encendio un cigarro, se sirvio una copa y se sento la silla, con un gesto vulgar en su rostro, y abierta de piernas dijo, despues de dar un trago, tu doctorcita acuestate en la cama y tu profesorcito, haz de norte a sur !!!
de norte a sur?
no se que era eso, el caso es que me acoste boca arriba, y el se puso encima de mi, sentir su calor, su peso acelero mi respiracion, me abrio las piernas, pense que me iba a penetrar pero no fue asi, acerco su boca a mi boca y me beso, luego pasando por mi cuello bajo a mis pechos y acariciando uno con una mano y el otro con a boca, hizo que se me pararan, bajo por mi vientre sin despegar su lengua,lego de jugar com mi ombligo llego a mi rajita y me dio remolinos en el clitoris, bajo hasta la entrada de mi cuevita, metio su legua, se quedo un rato alli hasta que moje un poco, y bajo un poquito hasta tocar mi ano, salte de placer, entonces comenzo a subir y fue asi que entendi que el norte era mi boca y el sur era mi ano, repitio esta operacion varias veces hasta que Olga dijo:

volteala dulcemente, ara la tierra y busca el tesoro !!!

no se que codigo tenian, tenian tal conexion sexual esta pareja que con una sola frase hacian magia

me volteo y de espaldas hacia el, me dio mordiditas en la espalda, enterrando rico su barba descendiendo lentamente, hasta llegar a mis nalgas, separando mis piernas, levantando mi cadera, lamiendo alternadamente mi mis orificios, “que rico tesorito” exclamo el profe.

Yo estaba ya muy mojada, tanto que en la posicion que me tenia se veian hilos como de baba de nopal que escurrian desde mi cosita, el prof al ver esto volteo a ver a su esposa y con una sonrisa le dijo: ya la puedo penetrar?

Olga le contesto: si pero volteala, a las mujeres nos gusta ver los ojos del hombre que nos esta penetrando por primera vez.

asi que me volteo y alli estaba yo, mojadisima, abierta de piernas lista para ser penetrada.

Entonces Olga se paro y se sento a lado de nosotros, le agarro la verga a su esposo y se la pajeo, mientras me miraba me decia: eres tan hermosa.

Penetrala, pero yo guio la entrada le dijo Olga.

El prof. se acerco para entrar en mi, pero su esposa fue la que dirijio su gran miembro, como si fuera un vibrador, un dildo, ella con su mano movia la verga de su esposo, exitandome, dando golpecitos a mi clitoris y finalmente clavandola en mi entrada.

Es toda tuya amor, dijo Olga, quito su mano y comenzo lo bueno

En primera no me entraba su verga pues a pesar de que estaba muy mojada, no estaba acostumbrada a un miebro de ese tamaño, la tenia muy cabezona asi que tuvo que empujar y entro la punta, grite levemente de placer, el me miro, acaricio mi cara y me espero, quedandose en la entradita de mi cueva, con sumo cuidado solo movia poquito sin dejar de clavar su mirada en la mia, movimientos casi imperceptibles, que iban aumentando, cada ves mas y mas, lentamente me iba abriendo, con practica y tecnica me la iba metiendo cada vez mas, la sensacion de llenura me excitaba demasiado, me sentia como una hembra y solo queria que lo metiera todo pero permanecia en la entrada en eso Olga le grito:

metesela de golpe, partela en dos ahora

asi que el prof. tomo mis pechos, y al mismo tiempo que la metio toda de golpe los estrujo, grite muy fuerte, me sentia poseida, nunca nadie habia estado tan adentro, claramente sentia como su meato tocaba mi cervix, y lo empujaba mas y mas haciendose espacio, amoldando mi vagina a la forma de su verga.

la reacion de mi cuerpo fue inmediada, esta vez no me lubrique como niña con ese liquido transparente y libiano, ahora fue como una hembra en celo que ya ha parido y sabe lo que quiere, es decir, blanca y espesa crema escurria por mis paredes vaginales, envolviendo esa verga venuda que me poseia, entrando en el.

Si, mis jugos entrando en su verga.

Esto algo que muchos hombres no saben, y es que cuando una mujer se lubrica o viene, esos fluidos entran en el pene a traves del meato urinario y por la uretra, asi que no solo es el hombre quien deja sus fluidos dentro de la mujer, la mujer deja tambien en el hombre.

Colosal pene para mi colosal vagina, que sabia lubricarse como una señora vagina, en este momento el mete saca ya tenia velocidad, profundidad y ritmo, era una delicia que me tenia en el cielo pero Olga interrumpio y dijo: 10 por 3

Entonces el prof. cambio de ritmo y hacia 10 penetraciones cortas por tres largas y profundas, esto fue delicioso y arrollador, la mezcla que me daba era sexualmente letal, tuve un orgasmo muy fuerte… deje un charco en la cama.

quede con los ojos en blanco, mientras me recuperaba, puede ver que Olga le limpiaba la verga a su esposo con la boca, era muy morboso el cuadro, ella lo mamaba mientras el le decia: gracias amor, me haces muy feliz, te amo, eso me enternecio y me di cuenta de que ellos estaban en otro nivel de relacion y los envidie, entedi que yo era afortunada por ser parte de su juego sexual.
dejo de mamarlo, le dio una nalgada y le dijo: acabala campeon !!!!!

con la determinacion de un soldado, me cargo y me llevo hasta una mesa, quedando boca arriba acostada sobre esa, abrio mis piernas y el de pie me metio su verga de golpe hasta el fondo con un mete saca brutal, puso sus manos sobre mis pechos y me los acaricaba muy rico, de pronto note que Olga estaba tras de el acariciando sus pechos de hombre, sus nalgas, el cuadro era super hot!!!, yo acostada sobre la mesa recibiendo tremendo placer, el de pie dandome verga y su esposa atras de el, susurrandole cosas al oido mientras lo acariciaba, esto me provoco otro orgasmo muy fuerte, arqueando mi espalda, con espasmos, mojando, gritando.

Me hacia pensar, realmente me lo esta haciendo a mi o a Olga atraves de mi? creo que ese es el secreto de su placer como matrimonio, que no importa con quien esten siempre se lo hacen a ellos mismos.

Entonces Olga le dijo: es hora de que termines amor, termina… lento

y fue alli cuando sucedio lo que jamas imagine

yo seguia alli en la mesa como ya lo describi

el metio su miembro hasta toda la profundidad posible de mi vagina quedando inmovil

Olga me pidio de favor que le diera mordiditas a la verga con mi vagina,
entendi rapido que lo que queria era que contrajera mis musculos vaginales lo cual no es dificil, de hecho lo hago cuando me masturbo y aumenta mi placer
asi que lo hice, comence a apretar y aflojar mientras el prof. me acariciaba la puntita de los pezones con sus dedos pulgares, el a su vez contraia su pene dentro, se sentían como los espasmos eyaculatorios del pene lo cual era delicioso sentirlo dentro por un tiempo tan prolongado y mientras Olga tocaba un pezon a su esposo, con el dedo de la otra mano introducido en el ano de él, le ordeñaba la prostata… procedimiento extasiante para un hombre… dicen los urologos.

El ritmo se fue acelerando, el comenzo a jadear a sudar, senti como queria venirse, todo su cuerpo se iba preparando para disparar, su verga crecia como es normal antes de la eyaculacion y comenzo a venirse, lento pero amplio
los espasmos eran enormes, chorros de semen fuertes, gruesos, claramente sentia como rebotaban los chorros en mi utero, la maravilla de que una verga llene a una mujer esta en que sea tan larga que toque el fondo, orificio del pene pegado a orificio de cervix, punta del pene en cuello uterino, y el semen entre directo hasta el utero,
que la verga sea muy gorda y esto obligue a la vagina a ampliarse y esta amplitud tambien amplia el cuello uterino, abriendo mas paso al semen asi nada queda fuera, todo adentro, pase directo, descarga y conexion total… alli se queda por dias y escurre muy poco, sumado a la edad de mi prof, es bien sabido que el semen del hombre maduro es mas espeso por tanto pegagoso.

mi marido pito chico siempre provocaba que todo se saliera inmediatamente despues de eyacular.

Nos quedamos inmóviles un instante hasta que Olga jaló hacia atrás a su esposo de la cadera, su gran miembro salió dejando sola a mi recién conquistada vagina.

Con esfuerzos me puse de pie y comprobe lo dicho, abri mis piernas, y escurrio solo un poco de mi lubricante, un poco de semen pero de todos los chorros que me bombearon no quedo rastro, todo quedo muy muy adentro… pegado a mi.

Olga sonrio, pues lo noto, y me dijo:

a mi me pasa igual siempre que él termina dentro, casi todo se queda alli, no te preocupes, se sale poco a poco, pero no puedes negar que la sensacion de llenura es inigualable.

tenia razon.

Sali al balcon, y desnuda mire el paisaje, ellos salieron tambien, platicamos de sexo por mucho tiempo Hasta que recordé algo… y mi esposo?

Me vestí rápidamente y el prof. me veía con morbo, Olga me dio un abrazo y yo le dije al oído, gracias por compartir y dar, me encantaría corresponderte algún día,

Así será, dijo ella

Salí de la habitación de ellos y di unos paso hasta la puerta de la mía, toque y toque pero no me habría mí esposo, de pronto un chico de servicio me dijo: busca al hombre que rentó esa habitación? está en enfermería hasta el primer piso.

Corrí al elevador mientras pensaba que mi esposo podría estar muerto y yo de puta.

Al llegar a la enfermería estaba en una camilla dormido, una enfermera me dijo que estaba bien solo que se había golpeado la cabeza con una maceta colgante y como es calvo se abrió, le pusieron una curación y como iba ebrio se quedo dormido allí, que marcaron varias veces a nuestra habitación pero nadie contestaba.

Lo siento también bebí y nunca escuché el teléfono… conteste.

Fuimos a desayunar al restaurante del hotel y luego a nuestro cuarto, cuando estábamos allí me dijo que se sentía muy apenado por lo de anoche y que quería cumplirme, le dije ok claro.

Me desvestí y él también, me monto y me lo metió, comenzó con su mete saca mientas yo solo pensaba en mi noche increíble de sexo, pensar que aún estaba llena de los besos y fluidos, de mi prof me excito mucho provocándome rápidamente un orgasmo, eso emocionó a mi esposo y terminó también.

Wooow ahora si te di un buen orgasmo amor, esto es un embarazo garantizado !!! Dijo mi
Esposo.

…si claro amor. le respondi

Me levante de la cama y nuevamente desnuda camine hasta el balcón, contemplé el mar y volteé hacia la izquierda y en el balcón de a lado estaba Olga, me sonrió y le sonreí.

mi esposo grito desde dentro: deja de estar alli van a creer que eres una puta!!!

Necesitaba aclarar todo lo qué pasó esa noche, no solo porque me ha hecho dudar de mis más profundas convicciones, pensar mucho en Olga o la cósmica coincidencia de que mi bebe tuviera ojos verdes…porque ciertamente a ese viaje fuimos dos y regresamos tres.


    Online porn video at mobile phone


    porno con mi vecinarelatos calientessexo. gratiscojiendo a mi mamagays xxxrelatos infielessexo en el buscogidas xxxver videos de zoofilia gratiszoofilia onlineinsesto xxximajenes de pornopenes gayme follo a mi tiachicas zoofiliazoofilia vixenmaduras zoofiliamorbocornudoslesbianas xporno zoofilia hombrezoofilia conceptozoofilia creampiejovencitas putaszoofilia netforo zoofiliasexo insestozoofiliavideos zoofilia caserosporno de virgeneszoofilia animadazoofilia con yeguazoofilia con gorilasincesto padres e hijasvideos gratis zoofiliatrios sexozoofilia gayorgias pornoputas mexicanaschacal gayzoofilia artofzooincesto mexicano xxxzoofilia con torosrelatos incesto gaysexo con mi cunadaporno bisexualmanga hentai zoofiliazoofilia free videosvideos gratis de zoofiliamadre y hijo pornomamadoradescargar gratis videos de zoofiliazoofilia caballoincesto padres e hijasculos enormesporno primosporno violacionesporno zofiliagays pornozoofilia con yeguaporno lesbicorelatos eroticos de insestosexo en familiazoofilia mujeres con caballosvideos de sexo gratis zoofiliazoofilia gay videosrelatos eroticos incestoorgias pornocojiendome a mi cunadasexo con ancianosmanga hentai zoofiliazoofilia artofzoozoofilia hombressexo con ancianosxxx maduraselite relatosincesto relatosvergones gayincesto anal