Las vacaciones se convirtieron en una de mis mejores experiencias sexuales


Por fin llegan las vacaciones pensé, después de todo un año trabajando estaba deseando coger unos días de fiesta. Llegaba la Semana Santa y estaba deseando irme por ahí unos días. Después de negociaciones entre mi grupo de amigos decidimos hacer una ruta por el interior. La ruta elegida iba a ser Madrid, Toledo, Cuenca y finalmente Ciudad Real. Lo que yo no m imaginaba es que este viaje iba a ser uno de los mejores de mi vida.

El equipo con el que iba era en total 4 personas. David, Carlos, Dani y yo; nos habíamospropuesto visitar lo mejor posible dichas ciudades, pero siempre podía haber sitio para una buena noche de fiesta.

El primer punto de parada fue Toledo. Una ciudad preciosa, estuvimos en la catedral primada, el palacio arzobispal y viendo los restos romanos de la ciudad. Fue una visita digamos que cultural. El siguiente punto de parada fue Cuenca, sus casas colgantes, el archivo histórico provincial, y un par de conventos que no nos mataron mucho, la verdad.

Finalmente llegamos al punto del viaje que mas recuerdo. Ya estábamos hartos de tanta cultura y teníamos ganas de fiesta y de pasar un buen rato. Coincidía que aquella misma tarde jugaba el Ciudad Real, uno de los mejores equipos que hay en la liga española de balonmano, y decidimos ir a verlo. El pabellón estaba repleto, al parecer jugaban un partido de la champions contra un equipo alemán y el partido prometía. El pabellón se llamaba Quijote Arena y debían de caber unas 5000 personas. Ocupamos nuestros asientos y empezamos a disfrutar del ambiente. Estaba mirando el pabellón y al mirar hacia atrás, dos filas por encima de nosotros vi. a dos chicas, eran impresionantes. Una era rubia y debía de tener unos 25 años más o menos, ojos claros y unos labios gorditos que daban ganas de morder. Al estar sentada no la podía ver bien pero tenia pinta de tener un cuerpo bonito.

Yo no podía dejar de mirar hacia atrás y ella creo que se dio cuenta pues me miraba y hablaba en voz baja con su amiga y se reían. En uno de mis giros, la sonreí y ella me devolvió la sonrisa cosa que m alegro bastante. Después de esa sonrisa, siguieron mis giros de cuello, estaba más pendiente de ella que del partido y eso que estaba emocionante. La gente no dejaba de animar y levantarse celebrando los goles locales, y yo aprovechaba eso para levantarme y mirarla mejor. Cada vez que hacia eso, ella se reía más y aquello me alegraba más todavía. La primera parte acabo y decidí ir al lavabo, conmigo se vino Dani y por causalidades de la vida justo en ese momento ella llegaba con su amiga a los lavabos de mujeres. Me la quede mirando sin disimulo, y el primer plano de ella me dejo helado. Era una mujer preciosa, carita aniñada con una sonrisa preciosa y que cuerpo, de diosa. Tenía unas piernas delgadas que se notaban duras, un culito levantado y con pinta de estar muy bien, tenia unos pechos grandes y se notaba que estaban bien puestos. Aquello me alegro mas la vista y me salio una sonrisa tonta, cosa que ella aprecio y no pudo evitar reírse. Entraron en el lavabo y nosotros en el nuestro, al salir con la excusa de comprar algo para beber le dije a Dani que ahora iba para el asiento, y me espere en la puerta del lavabo de ellas. Al salir ellas, sin pensármelo me acerque a ella y le susurre al oído que era una preciosidad y que me estaba volviendo loco con su sonrisa. Ella me miro a los ojos con picardía y me rozo sus labios con los míos, y se dio la vuelta y se dirigió a su asiento. Salí detrás de ella y le pregunte como se llamaba, me dijo que se llamaba Nieves y me guiño un ojo a la vez que seguía andando. Yo estaba con un calentón muy grande encima, y nuevamente al sentarme en mi asiento mi cabeza no dejaba de girarse y mirarla. Era algo que no podíacontrolar. La segunda parte del partido comenzó, y finalmente Ciudad Real gano 32 a 28 y consiguió clasificarse para la siguiente eliminatoria. Sin darme cuenta mi nueva amiga había desaparecido y no había podido decirle nada más. Me sentó fatal, teníaganas de volver a oír esa voz. Después del partido nos dirigimos al hotel y decidimos salir a cenar y tomar alguna copa. Nuestro hotel era el NH ciudad real, estaba en la avenida de los Alarcos y en pleno centro de Ciudad Real. Estaba en la ducha y mi cabeza no dejaba de pensar en aquella chica, tanto pensar en aquello me provoco una erección considerable. Notaba mi polla dura y caliente, sentía mis testículos llenos de semen deseoso de salir fuera. Empecé a acariciarme, la cogia y movía mi mano a lo largo de ella, dejando mi glande al descubierto. Mi mente imaginaba a aquella mujer arrodillada frente a mí con mi polla en su boca. Saboreándola y jugando con ella con su lengua. La veía de espaldas a mi y yo penetrándola con un ritmo alto. Me veía con mi polla entre sus pechos, apretada entre aquellas maravillas que tenia pellizcando sus pezones duros. Con aquella imagen en mi mente no m costo nada correrme y sacar todo aquel semen caliente y viscoso.

Para mi gran alegría la noche me tenía preparada una gran alegría.

Al bajar a la recepción del hotel nos aconsejaron ir al restaurante El Torreón. La verdad es que era un sitio típico de allí y la decoración era por lo visto típica de aquella zona. La comida estaba muy bien y pasamos un gran rato. Nos invitaron a tomar una copa en el restaurante cosa que agradecimos y aprovechamos. En el mismo restaurante preguntamos por un par de sitios con ambiente para tomar una copa y nos aconsejaron dos, Carmona’s pub y El Ángel Azul. Decidimos ir al primero y al entrar esta lleno de gente, se oía la canción nueva del canto del loco y había gran ambiente. Nos acercamos a la barra y pedimos cada uno una copa, mientras charlábamos entre nosotros, nos reíamos, mirábamos a las chicas que había por allí y la verdad es que había mujeres preciosas. Pregunte al camarero por el lavabo, y me comento que estaba al final de la barra. Me dirigí hacia allí, y cual fue mi sorpresa cuando al final de la barra estaba ella sentada con 3 amigas más. Me miro sorprendida de verme allí y yo simplemente la sonreí y pase de largo. Al entrar en el lavabo mi corazón iba a mil. No podía creer la suerte que había tenido. Respire hondo 3 veces antes de salir, y me dirigí hacia ella. Sin que me viera me acerque a su oído y le susurre que estaba todavía más bonita esta noche que por la tarde, seguidamente me dirigí hacia donde estaban mis amigos. La noche iba animándose y empezamos a bailar, había una pequeña pista. Al verme allí ella se acerco y empezamos a hablar, al haber tanto ruido ella se acercaba mucho a mí y podía oler su perfume, era muy dulce y me estaba volviendo loco. Sentía su cuerpo cercano al mió, sus pechos rozaban con mi pecho y los sentía duros debajo de aquella camisa fina que llevaba. La llevaba abierta por arriba y dejaba ver un magnifico escote que parecía decir cómeme. Se le veía un poco del sujetador que llevaba, era negro y parecía sexy. A medida que iba pasando la conversación la confianza iba aumentando y mis manos ya tocaban su espalda o acariciaba sus brazos. Ella cada vez se apoyaba más en mí y sentíasu rodilla entre mis piernas, como si estuviera acariciándomelas. Aquel roce estaba volviéndome loco y eso empezaba a notarse en mi entrepierna. Notaba como mi polla estaba creciendo de tamaño y estaba endureciéndose. No se si ella se daba cuenta, pero ella seguía con sus caricias y cada vez pegaba más sus labios a mi oído al hablarle, casi podía sentir su lengua rozando mi oído. Para intentar calmarme un poco, le dije si queríauna copa y nos acercamos a la barra. Al haber tanta gente el hueco en la barra era másbien pequeño y ella quedo delante mió pegada a la barra. Pedimos dos copas, y esperamos a que nos las sirvieran, durante ese tiempo detrás de ella yo le hablaba al oído y para eso necesitaba pegarme a ella. Al parecer ella noto mi entrepierna abultada y pareció gustarle pues empezó a pasar su culito por todo mi paquete. Su mirada paso a ser lujuriosa y su lengua pasaba por sus labios a la vez que me miraba. Una de sus manos se coloco entre los dos y paso directamente a mi entrepierna. Me sobaba la polla por fuera del pantalón, la apretaba contra su mano y la recorría entera. Me estaba volviendo loco con sus caricias. Mi calentura estaba alcanzando límites muy grandes y así, viendo que ella estaba también muy caliente metí una mano entre sus piernas y acaricie todo la longitud de su rajita por encima del tejano apretado que llevaba. Aquello pareció gustarle pues se giro y me beso en la boca, nuestras lenguas se juntaron, y no paraban de jugar. Mordí sus labios como tanto deseaba sintiendo un placer inmenso. De repente el camarero nos corto el rollo. Apareció con las copas y nos dirigimos a la pista de nuevo. Menos mal que el local estaba oscuro porque mi erección era considerable. Llegamos a la pista y ella se acerco a su grupo de amigas, en cuanto llego empezaron a reírse y a cuchichear, y por mi lado, mis amigos empezaron a bromear con la suerte que había tenido. Yo solo los oía, porque mi mente solo estaba para ella en aquel momento. Deseaba estar entre sus piernas y sentir su interior, su humedad en mi polla, quería penetrarla hasta hacerla reventar de placer. Que se agarrara a mí pidiéndome más. Por mi cabeza paso incluso entrar en el lavabo y hacerlo allí mismo, pero prefería algo mas especial. Después de un rato hablando con ellas se acerco y me pregunto si queríamos ir a un piso de una amiga suya y acabar allí la fiesta. Yo lo consulte con mis amigos y por supuesto, ellos no pusieron ningún impedimento. Salimos del local he hicimos las presentaciones entre nuestros amigos. Las amigas de Nieves hay que reconocer que estaban muy bien, pero mis ojos y todo mi cuerpo eran solo para ella. Nos comentaron que el piso estaba cerca y que no hacia falta ni coger taxi.

Después de un paseo de 10 minutos y de una serie de bromas para romper el hielo, las parejitas se fueron haciendo solas y al llegar al piso, la vergüenza del primer momento ya había pasado. Al entrar en el bloque y subir al ascensor no cabíamos todos y Nieves y yo nos quedamos los últimos. Al subir al ascensor, ella toco al botón del piso de su amiga. Era un sexto y tenia tiempo para besarla a solas. Nuestros labios se juntaron y las lenguas jugaban la una con la otra, de repente m asuste, el ascensor paro de golpe y al abrir los ojos vi. un dedo de ella que estaba en el botón de stop. La mire y su mirada m lo dijo todo, y mucho mas al notar su mano sobre mi paquete. Abrió mi pantalón y bajo la cremallera metiendo su mano dentro. Empezó a acariciar mi polla, la cual no tardo en responder y ponerse dura. La saco del bóxer elástico que llevaba y se arrodillo ante mí. Empezó a darme besitos en la punta, sacaba la punta de su lengua y la recorría de arriba abajo hasta llegar a mis testículos. Su dulzura se convirtió en pasión en pocos momentos, se metió mi polla en su boca y empezó a comérmela con ganas. Sentía el calor y la humedad de su boca en todo mi aparato. Era una de las mejores mamadas que me habían dado nunca, se la saco de la boca y empezó a jugar con mis testículos. Los lamía y se los metía en la boca por separado. Me estaba dando un placer descomunal, sentía mi orgasmo cercano, pero no quería que fuera así como quería llegar a el. La levante y empecé a besarla. Mi mano fue hasta su entrepierna y empecé a acariciarla por encima. Le abrí el pantalón y se lo baje dejando al descubierto un tanga negro muy sexy. La gire y empecé a darle besitos por los cachetes de su culito. El tanga se le metíaentre ellos y daba una imagen espectacular. Mordí su culito y aquello parecía gustarle pues su respiración se aceleraba por momento. Decidí pasar a la acción y aparte su tanguita para pasar mi lengua por su ano. Lo repase lentamente y pude oír sus primeros gemidos, eran bajos pero llenos de pasión, de su ano pase a su rajita. Abrí sus labios con un dedo y note que estaba muy mojada cosa que m excito mas si podía, pase mi lengua por toda la longitud de su coño y aquello hizo que soltara un gemido que escuche perfectamente, se giro para decirme que siguiera, que la estaba volviendo loca. La penetre con un dedo, y entro sin problema debido a su humedad. Empecé a jugar con mi lengua en su clítoris y aquello la volvía loca. Mi dedo dentro de ella masturbándola y mi lengua taladrando su clítoris. Sus gemidos crecían y su cuerpo no dejaba de moverse cosa que me avisaba de que su orgasmo llegaba, acelere mi lengua y añadí un dedo mása su interior. De golpe pego un chillido de placer que debieron de escuchar en todo el bloque y me lleno de corrida mi boca. Pude sentir toda su humedad en mi boca, y empecé a limpiarla con mi boca. Me levante y empecé a besarla y al oído le dije que aquello era solo el principio. Decidimos seguir el trayecto del ascensor y llegamos al piso.

Durante nuestro de pasión en el ascensor las cosas se habían acelerado entre nuestros amigos. Al entrar en el piso nos quedamos alucinados. Dani y su amiga Maria estaban en el sofá, ella sentada a horcajadas sobre el, sin camiseta y Dani comiéndole las tetas. David y su amiga Susana en la cocina, ella estaba de rodillas y comiéndole la polla, y finalmente en su habitación, estaban Carlos y Gema. Gema estaba cabalgando a Carlos con fuerza, se retorcía del placer. Al ver aquello Nieves y yo decidimos buscar nuestro nidito de pasión y salimos a la terraza. Era grande y había varias hamacas para tomar el sol. Gracias a que no hacia nada de frío, pudimos desnudarnos sin problema a coger frió, cosa que era difícil debido a la calentura que llevaba. Empecé a desnudar a Nieves. Le abrí los botones de la camisa uno a uno, dejando al aire sus grandes pechos. Llevaba un sujetador que los levantaba más si cabe. Sus pezones se apreciaban a través de la fina tela debido a su calenton. Le abrí el sujetador y deje sus tetas al aire. Las bese y juguécon mi lengua por la aureola de sus pezones. Mis manos se apoderaron de sus pechos y los apreté entre si. Metía la lengua entre ellos y los repasa por el contorno, me apodere de sus pezones y empecé a lamerlos. Sentía como se endurecían mas por momentos, ella me apretaba con sus manos contra ellos para que no parara. Me besaba el cuello y mordía el lóbulo de mis orejas. Abrí el cinturón de su pantalón y abriéndole la cremallera deje caer sus pantalones y seguidamente le quite el tanguita. La tumbe boca arriba en una de las tumbonas con las piernas bien abiertas. Me arrodille delante de ella y empecé a besar sus piernas. Empecé por sus tobillos, muy lentamente iba ascendiendo, alternaba mis labios con la punta de mi lengua, me pasaba de una pierna a la otra. Llegue hasta la altura de sus muslos, y su rajita estaba delante de mi. La llevaba bien depiladita y aquello alegraba la vista de cualquiera. Empecé a besar el interior de sus muslos, los mordía con suavidad y llegue hasta sus ingles. Pase mi lengua por ella hasta su ombligo, y volví a bajar por el mismo recorrido. Sin pensármelo dos veces, pase mi lengua por su rajita, puse la lengua entre sus labios y a medida que la movía los abría, lo hice varias veces y ella me decía que no parara, la pasaba de arriba abajo e incluso la penetraba con la lengua. Con la ayuda de mis dedos, frotaba su clítoris y sentía como se hinchaba de placer. Lo lamía con pasión y aquello estaba consiguiendo que su orgasmo se acercara mucho. Me pidió que parara y me desnudara. Me quite la ropa y mi polla quedo ante ella, se sentó en la hamaca y mi polla quedaba a la altura de sus pechos. Los cojio con sus manos y paso sus pezones por la punta de mi glande, se notaba que disfrutaba, pues cerraba los ojos y abría su boca dejando escapar pequeños gemidos. Jugaba con sus pechos por mi polla y finalmente la atrapo entre ellos y empezó a masturbarme con ellos. La imagen de mi polla entre sus pechos me excito muchísimo, yo mismo ayudaba moviendo mi cintura de arriba a abajo, al levantarme mi polla quedaba casi en boca y ella sacaba su lengua para pasarla por la punta. Los dos estábamos muy excitados, y yo deseaba penetrarla. Me coloque entre sus piernas y guiando mi pene hasta su entrada, acaricie sus labios con la punta, cuando la sentíhúmeda empecé a penetrarla lentamente, sentía entrar mi polla poco a poco en aquel horno que tenia. Estaba muy caliente y a la vez húmedo, mi polla entraba con facilidad. Me quede quieto para que su coño se adaptara a mi polla y la bese en su boca. Empecé a moverme al compás de ella, parecía que lo habíamos hecho siempre, el ritmo aumentaba y ella cada vez gemía más y me pedía que no parara. Mi cuerpo se arqueaba como intentado coger mas impulso para entrar lo mas adentro posible de ella. Cuando sentíque estaba próximo a correrme me pare y Salí de dentro. La cambie de posición y la puse a 4 patas. Aquella visión de su culito me puso a cien y comencé a metérsela por su coño desde atrás. Esta vez mis manos empezaron a coger sus tetas y las amasaban. Mi polla entraba una y otra vez sin decanso, lleve uno de mis dedos a sus labios y empezó a chuparlo como si fuera mi polla, estaba muy excitada y me ponía muy malo. Con esta penetración podía sentir como entraba muy dentro de ella. Y ella a su vez parecíadisfrutar más todavía. Me pidió cambiar de postura y me tumbo boca arriba. Se puso de pie mirando mi polla y se puso de horcajadas sobre mí. Fue bajando poco a poco hasta que la punta de mi polla rozo su entrada, y se dejo caer sobre ella. Entre de una vez dentro de ella, y los dos soltamos un gemido a la vez. Apoyo sus pies contra el borde de la hamaca y empezó a montarme, sus pechos subían y bajaban del movimiento y su cara y sus gemidos dejaban ver el grado de placer que estaba alcanzando. Mis manos apresaban sus pechos y pellizcaban sus pezones. Los apretaba y acariciaba con la yema de mis dedos. Metí un dedo en su boca y empezó a jugar con su lengua a lo largo de el. Lo chupaba con mucha sensualidad y me volvía loco. Con mi otra mano empecé a jugar en su clítoris y sus movimientos eran cada vez más rápidos. Empezó a decirme que se iba a correr y se apretó contra mí. Me abrazo y los dos llegamos a un orgasmo intensísimo. Llene su interior con mi semen caliente como tanto había deseado y ella me lo agradeció con un dulce beso. Nos quedamos abrazados unos minutos en los cuales no dejaba de acariciar su espalda y besar sus hombros. Hablamos en esa posición y me comento que su familia era de Manresa pero que llevaba un tiempo viviendo allí. Las vacaciones las solía pasar en Manresa, yo le comente que era de Barcelona y que me encantaría volver a verla. Nos seguimos besando y nos quedamos dormidos asíabrazados. Las vacaciones de verano quedaban cerca…………..

Continuara……..


    Online porn video at mobile phone


    gays xxxhermafroditas pornocuentos xxxcojiendo con mi cunadasexo gratisrelatos eroticos de zoofiliavidios de zoofiliasexo con mi veciname coji a mi suegrazoofilia xxxxxporno secuzoofilia con torosporno de perroszoofilia mujer con perrodesvirgacionespaginas de zoofiliame cojo a mi mamasexo con la ninerazoofilia relatoscolegialas de secuamateur zoofiliavideos porno de zoofiliaver zoofilia gratisvideos zoofiliahorse zoofiliazoofilia hombreincesto caserorelatos gay sexosintabuesvergotafollando con mi tiazoofilia xvideosvideo sexo zoofiliaporno secuver videos zoofilia gratiscojiendo en la cosinaver zoofiliaperros pornorelatos sdpaporno de virgeneszoofilia pornvideos zoofilia xxxinsesto gayzoofilia animalzoofilia mujeresmaduras incestoporno zoofilia gratiswww videos de zoofilia comcogiendo con mi tiavideos porno gay zoofiliaporno adolecentesrelatos eroticos gaypaginas porno de zoofiliazoofilia videosvideos nuevos zoofiliasecretarias follandodoble penetracion analzoofilia brazilzoofilia perrosvideos gratis de zoofiliaporno en secundariasxxx triosdescargar videos de zoofiliaporno sin virussexo entre padre e hijazoofilia gay con caballoslesvianas teniendo sexovideo zoofiliazoofilia brasilporno en la secundariapaginas de zoofilia gratisespiando a mi mamacojiendo con mi hermanarelatos eroticos mexicanosgays cogiendonalgonas xxxpeliculas de zoofilia gratiszoofilia realcuentos eroticoscojiendo a mi cunadazoofilia mujer perrozoolofiliahombres vergonessexo con mi abuelozoofilia con poni