Después de la misión Rangiku Matsumoto e Inoue Orihime se tomaron un descanso que los hizo volverse locos de tanto placer


BLEACH: “RELAX DESPUÉS DE LA MISIÓN”

Está anocheciendo en la ciudad de Karakura, la Subcapitana del 10º Escuadron, Rangiku Matsumoto, recibió la orden de eliminar 3 Hollows peligrosos que se habían manifestado en la zona. No tardó en deshacerse de los invasores e incluso tuvo tiempo para realizar uno de sus pasatiempos preferidos, ir de compras; antes de regresar a la Sociedad de Almas decidió pasar la noche en casa de su mejor amiga, Inoue Orihime. Como es habitual después de una copiosa cena, Rangiku se tomaba un baño con espuma mientras Orihime, en el salón, veía la televisión en pijama sentada en el sofá.

-“Mmmm, nada mejor que un buen baño después de una buena cena, ¿no crees, Orihime?”-, dice Matsumoto mientras frota su perfecto cuerpo.

-“Jijiji, no sé, yo siempre me aseo antes de cenar”- contesta Orihime desde el salón.

Pasan los segundos y Orihime empieza a preocuparse al no oír palabras de su amiga, algo raro ya que la Shinigami tiene largas charlas mientras se baña.

-“¿Rangiku?”-, Orihime mira hacia la puerta del cuarto de baño sin obtener respuesta, lentamente se dirige hacia el cuarto, -“Rangiku, ¿estás bien?”

Orihime abre lentamente la puerta y puede observar que la bañera llena de agua y espuma se encuentra desocupada, entonces abre la puerta del todo y se coloca frente a ella. Tras la puerta surge lentamente la Subcapitana, totalmente desnuda y mojada y de un empujón lanza a Inoue al agua.

-“¡RANGIKU!”-, exclama Orihime tras sacar su cabeza fuera del agua.

-“Jajajaja, ¿no es genial?-, se burla Matsumoto.

La Shinigami se lanza de bomba al agua y gran cantidad sale fuera de la bañera, al sacar la cabeza observa a Inoue y algo llama su atención.

-“Orihime, no llevas ropa interior”

-“Es que……. Me gusta dormir comoda”-, responde Inoue con la cara roja por la vergüenza y apartando la mirada de Matsumoto.

-“Dejame ver”-, Rangiku intenta quitarle la prenda superior del pijama.

-“¿Qué haces Rangiku?, noooo”-, Inoue trata de resistirse pero Matsumoto con un agresivo tirón arranca los botones de la prenda y deja al aire los grandes pechos de Orihime.

-“Orihime, juega conmigo, Rangiku necesita diversión”-, le dice Matsumoto mientras sujeta sus brazos de forma que no la deja moverse libremente.

-“Rangiku por favor, no quiero hacer esto”-, Orihime cierra sus ojos con rostro de estar muy agobiada, pero su amiga lejos de pararse acerca su lengua y comienza a lamer los pezones suavemente, Inoue lanza leves gemidos, -“¡Nooooooo!”

Rangiku sigue lamiendo cada vez con más fuerza al compás de los cada vez más graves gemidos de Orihime, puede notar que ella apenas se resiste ya y entonces mientras lame masajea con su mano el otro pecho.

-“¡Ohhhh, Rangiku, me gustaaa!”,- Orihime acaricia el pelo de Matsumoto mientras disfruta del momento.

Rangiku cesa y la besa en los labios apasionadamente, Orihime responde a los besos con leves gemidos, sin darse cuenta que los pantalones de su pijama se encuentran en la mano de Matsumoto que los tira fuera de la bañera.

-“¿Qué me vas a hacer?”-, pregunta Orihime mientras la prenda superior se ha deslizado hasta desprenderse de su cuerpo.

-“Tssssss, tranquila, esto te va a gustar”-, Matsumoto comienza a tocar su vagina mientras lame sus pezones de nuevo.

-“Ohhhhh, Rangiku, me da mucha vergüenza que me hagas esto”-, Orihime cierra sus ojos y vuelve a ponerse colorada.

-“Mmmmm, Orihime, lo tienes depiladito”-, Rangiku sigue frotando el clítoris de su amiga mientras pone cara de pervertida.

-“Mmmmmm, ¿te gusta?”-, pregunta Orihime entre gemidos.

-“Me encanta”-, Rangiku deja de masajearla la entrepierna y la susurra al oído, -“siéntate en el borde, vas a sentir lo que es el paraíso”

Orihime obedece y se sienta en el borde de la bañera, Matsumoto se levanta dejando ver sus gigantes pechos con los pezones erectos, entonces la abre las piernas, alzándolas a la vez que la sujeta por los tobillos. Entonces su rostro se acerca a la entrepierna y comienza a lamerlo.

-“¡Ahh, ah, Rangiku, ohhhhh, que gusto”-, Orihime mientras gime y disfruta se toca los pechos y pellizca sus pezones.

Rangiku acelera el ritmo de su lengua y la comienza a introducir en la vagina una y otra vez, mientras acaricia con su dedo el clítoris después de soltar uno de sus tobillos, Orihime deja de tocar sus pechos para poner ambas manos en la cabeza de Matsumoto, ella nota que la agarra fuerte por lo que deduce que está experimentando un placer sublime, entonces cambia el lugar de su lengua por el clítoris de su aparentemente inocente amiga y comienza a lamerlo haciendo círculos de más lento a más rápido.

-“Ohhhh, mmmmmm, que gusto me das, Rangiku, no aguanto más”

Matsumoto aleja su boca de la vagina para comprobar como largos chorros de flujos vaginales salen de su amiga, en lugar de apartarse abre su boca y disfruta de ese delicioso manjar, mientras Orihime no puede parar el temblor de sus piernas y gime con fuerza, tanto que más que gemidos de placer parecen gritos de cuando se llora. Cuando el orgasmo ha terminado, Rangiku besa con pasión a Orihime y ambas disfrutan del sabor de los flujos.

-“Eres deliciosa, Orihime, hacía tiempo que no disfrutaba de un cuerpo tan duce como el tuyo”

Orihime sonríe y besa a Rangiku.

-“Quiero disfrutarte en tu cama, ¿vas a jugar con Rangiku en tu cama?”-, Matsumoto sigue con el coqueteo.

Orihime se pone de pie y ofreciendo su mano ayuda a Matsumoto a levantarse, ambas sin secarse caminan de la mano hacia el dormitorio. Una vez allí se besan apasionadamente mientras ambas tocan sus suaves nalgas, Rangiku se tumba boca arriba y con su dedo hace gestos a Inoue para que se acerque. Orihime se tumba encima suyo y comienzan a besarse de nuevo, mientras frotan pechos contra pechos y ambas gimen de placer, la Subcapitana aprieta fuerte las nalgas de su amante y la susurra al oído.

-“Orihime, hazme tuya”

Inoue pega su lengua al cuello de Matsumoto y lame hasta llegar a la vagina. Rangiku abre sus piernas y Orihime empieza a lamer con fuerza.

-“Mmmmmm, Orihime, que bien lo haces”-, Inoue chupa como si de su helado favorito se tratase mientras Rangiku empieza a gemir con fuerza y agarrarse sus pechos, -“Ohhhhh, siiiiii, sigue, sigue”

Orihime introdice su lengua en la vagina y la mueve rápidamente en círculos haciendo a Rangiku retorcerse de placer, la cual agarra con fuerza las sabanas ya que no puede aguantar más.

-“No pares, no pares, me voy a correr, Orihime, ¡ahhhhhhhh!”

Matsumoto aprieta sus puños casi tan fuerte que a punto esta de arrancar las sábanas, un tsunami de jugos vaginales salen chocando contra la cara de Inoue, quien cierra los ojos y abre la boca para saborear el momento. El flujo deja de salir y a Rangiku aún le tiemblan las piernas, tras un respiro para unos besos, Matsumoto se levanta de la cama.

-“Antes hice una parada en una tienda y creo que vamos a estrenar lo que he comprado”-, le propone Rangiku

Orihime sonríe y se queda sentada al borde de la cama mientras Matsumoto sale de la habitación, al rato vuelve con un pene con arnés en su mano, el miembro es de color morado y mide aproximadamente unos 30 centímetros por 5 de grosor. Inoue al verlo no puede ocultar su sorpresa y se queda mirando atónita al juguete.

-“Rangiku, eso es enorme, no creo que pueda”-, Orihime se pone nuevamente colorada.

-“Tranquila pequeña, te aseguro que gozarás”-, responde Matsumoto mientras se coloca el arnés y bruscamente coloca a Inoue a cuatro patas.

-“Rangiku por favor”-, Rangiku introduce el pene hasta el fondo de la vagina de Inoue, -“¡Noooooooo!”

Matsumoto comienza a sacar y meter mientras Orihime gime gravemente de placer, incluso pueden salir pequeñas lágrimas de sus cerrados ojos, Rangiku aumenta el ritmo y comienza a follarla salvajemente, Inoue agarra fuerte las sabanas mientras grita

-“Ohhhhhh, Si, si, si, Rangiku, me encanta, dame más fuerte”

Rangiku acelera el ritmo al máximo mientras agarra fuertemente los pechos de Inoue, la chica está muy húmeda y se nota al escuchar los sonidos jugosos del consolador cuando entra y sale.

-“¡Rangiku, me corrooooo!”

Matsumoto disminuye la marcha mientras los jugos van saliendo rodeando el juguete al compás de los gritos de Orihime, la Shinigami saca el pene totalmente mojado por los flujos de Inoue y sin mediar palabra lo coloca en dirección al orificio situado más arriba.

-“¡NO, NO, POR AHÍ NOOOO!”

El miembro entra del todo con mucha facilidad debido a la lubricación por los jugos de la joven chica que suelta un grito que hasta desde el Hueco Mundo podrían haberla oído, Rangiku acelera el ritmo tanto que Orihime siente que en cualquier momento va a partirse en dos.

-“Dime cuanto te está gustando Orihime”-, le susurra Rangiku al oído mientras la folla el culo con fuerza.

-“Rangiku, me gusta mucho, no pares ahora”-, Inoue responde mientras frota su clítoris a la vez que está siento penetrada, -“me corro otra vez”

Más flujos vuelven a salir del orificio de Orihime, mientras Matsumoto retira el juguete y agacha su cabeza para volver a saborear ese rico manjar. Una vez termina, colcoa a Inoue boca arriba en postura de misionero y vuelve a penetrarla vaginalmente fuertemente mientras la besa con fuerza.

-“Rangiku, me encanta, me encanta que me mates de gusto, oh siiiii”-, Orihime agarra las nalgas de Matsumoto mientras esta sigue follando salvajemente, -“No puedo más”

Orihime vuelve a correrse de nuevo, pero esta vez apenas salpica, Rangiku ha cesado el movimiento y se limita a observar el cuerpo de Inoue retorciéndose de gusto mientras sus piernas tiemblan. Una vez los movimientos cesan ambas se besan cariñosamente para después caer desplomadas una encima de otra aun con el juguete de goma dentro de Inoue, tras unos besos mutuos en labios mejillas y cuello, las dos amantes quedan profundamente dormidas en la misma posición de misionero con la que habían culminado. El silencio ha vuelto a reinar en la habitación, no existen palabras para describir la experiencia y ellas lo saben.

FIN


    Online porn video at mobile phone


    zoofilia gratis xxxcolegialas en tangazoofilia gatohentay zoofiliamamadas caserassexo zoofilia gratiscojidas ricasinsesto gayperros xxxzoofilia con perroeroticos queretarohistorias calientesrelatos eroticos gaysconfesiones sexualessexo zoofiliamaduras follandosexo con mi amigalesbianas pornporno amigoszoofilia hdsexo con animalescojiendo en el metromi vecinitasexo en secundariazoofilia sin censuravideos xxx de zoofilia gratiszoofilia perroszoofilia perrazoofilia primera vezzoofilia animadozoofilia sexo extremofree zoofiliacogiendo a mi vecinaurgiasrelatos sin tabuessexogratiszoofilia al extremome cojo a mi sobrinarelatos eroticos gay.comsexo con mi tiaporno primasvideos nuevos zoofiliaporno gay chavitosrelatos incesto gayzoofilia relatoszoofilia gay xxxvideos de sofiliazoofilia hombres con perrastransexuales xxxpetardas zoofiliarelatos de zoofiliamamas culonascojiendo en el campoerotismo xxxsexo con ancianoszoofilia mujeresesposas calientesporno relatosrelatos de insestosvideos zoofilia xxxvideos sexo con animalescogiendo con mi mamasexo hermanossexo con ancianasdescargar videos de zoofiliaporno bisexualsexo con gorditasmi novia desnudasexo oral lesbicoputas oaxacaporno doctorporno madura