Dejándome follar por el perro de mi hijo


Hola hoy les quiero relatar cómo fue qué un perro me dio el mejor placer de mi vida.

Tengo 38 años soy una la mujer de estatura de 1.60, pechos y unas buenas nalgas que no tengo que envidiar a nadie, si soy de pelo cobrizo chino.

Todo comenzó hace unos años atrás, yo soy una mujer casada, con mi marido tuvimos un hijo el cual actualmente tiene 22 años, me casé muy joven con mi marido y ya que él me había dejado embarazada, cuando mi hijo cumplió 10 años, este día te regalo un perro sin embargo a mí no me agrada la idea pero mi esposo le regaló uno, era una especie de pastor alemán, tiempo después una de las hermanas de mi esposo le regaló un pequeño salchicha, la verdad es que no me agradaba los perros antes ya que esto se hacen del baño en cualquier parte del patio y era un problema estarles limpiando cada tercer día las heces fecales, 6 años después cuando mi hijo tenía 16 años habíamos salido en y yo de paseo sin embargo al llegar a casa el perro que parece pastor alemán habría muerto, este había sido envenenado, mi hijo se puso muy triste y la verdad había entrado en una especie de depresión sin embargo El pequeño perro salchicha le había llegado con eso el cual 2 años después también moriría debido a que el perrito ya estaba grande, la verdad es que mi hijo no le dolió tanto ya que pudo disfrutarlo casi por 10 años, sin embargo la muerte de sus dos perros le había dejado una gran tristeza el cual le había hecho entre de una gran depresión, la verdad yo me sentía bien Por que la casa ya no olía a perro y además yo no tenía problema de estar limpiando las heces fecales de aquellos perros, sin embargo mi esposo quería regalarle otro perro a nuestro hijo ya que estaba muy triste, Y la verdad es que yo en esta ocasión sí había aceptado ya que mi hijo no se veía de buen ánimo todos los días, por lo que aceptamos ir a comprar o adoptar a un perrito, embargo unos cuantos días después un amigo de la escuela de mi hijo le regaló un pequeño perro de raza Alaska, a pesar de que todavía no me agradaban los perros tenía que aceptar que él es muy bonito, es de color blanco y negro, la verdad es de que parece una especie de lobo ha sido el único perro que me gustó, Y no sólo a mí sino mi hijo de hecho a él le encantó a que el perrito, pasaron dos años y el perro de hecho era muy obediente, el parecía entender las órdenes de hacerse en un solo lugar cuando necesita ir al baño, la verdad es que a este perro mi hijo si lo entreno muy bien, hijo ya tenía 20 años y era momento de que se fue a estudiar a la universidad, la verdad es que se la pasaba estudiando 10 horas al día, y el perro era el único que me hacía compañía en la casa, debido a que mi esposo se encontraba trabajando en un hospital, él es doctor y había noches en las cuales ni siquiera iba a la casa por hacer guardia en su trabajo, independientemente fuera de eso él y yo habíamos tenido problemas yo que por su trabajo casi no estaba en casa siempre me la pasaba yo sóla la mayoría del tiempo, un día en el certificado discusiones que teníamos mi marido me dijo que para que me distrajera un rato podía sacar al pequeño John, el nombre del perro, pero no era por eso No que ya antes de que inclusive mi esposo tuviera las guardias él y yo ya no teniamos relaciones sexuales, la verdad es que cuando él se iba a trabajar y ya no quedaba todo el día en la casa sola, me ponía a estarme masturbando tocándome los pechos y mi vagina ya que no había tenido relaciones sexuales durante varios días.

En una ocasión mi esposo ya se había ido a trabajar y estaba a punto de irse a la escuela sin embargo le dije a este generará ya que le iba a dar el dinero para su comida y para su pasaje y ese día me había dado la regla, mi hijo estaba apunto de irte y ya me encontraba en el baño y había puesto una toalla sanitaria la cual se me cayó por levantarme rápidamente y darle el dinero a mi hijo, una vez que se lo di le di su bendición y se dirigió a la escuela yo tenía planeado salir a comprar unas cosas Así que yo mande a llamar a John, pero éste no salio, lo estuve buscando y me dirigí al baño, ahí me percaté de que el perro se encontraba pero andaba olfateando la toalla sanitaria que se me había caído, John ya tenía 2 años de edad, ya era un perro bastante grande, así que lo empuge hacia atrás y agarré mi toalla sanitaria la cual tiré a la basura, el verbo siguió olfateando, como queriendo encontrar la fuente del olor, hasta que dió con mi vagina, yo puse mis manos impidiendo que olfatear y lo empujaba hacia atrás diciéndole “No hagas eso” pero él parecía no escucharme, Así que salí apresurada del baño me deje un rató al perro afuera en el patio, estaba durmiendo la puerta y chillando como loco, le grité en varias ocasiones, ” Ya callate” pero no hacía caso alguno, por lo que decidi ya sacarlo a pasear.

La verdad es que a él le gustaba mucho salir a pasear Por lo que cuando escucho la cadena tal parece que se habrá olvidado de aquel olor, ya que había dejado de estar olfateando mi vagina. Después de la pasada estuvo tranquilo el resto del día, al día siguiente ya no me había bajado, y ya no tenía problemas con aquel olor sin embargo había decidido tomar una ducha y no salir en todo el resto del día, me la pasé viendo películas series de televisión y me había preparado una deliciosa cena para mí misma, John se encontraba en la cocina y en ocasiones iba para vernos y se regresaba, en esa noche yo había visto una película erótica la cual la verdad me ha exitado mucho, mientras la veía me estaba tocando la vagina y los pechos.

Ya al caer la noche, mi hijo me llamo y me dijo que te iba a ir a dormir a casa de un amigo durante un mes debido a que me van a hacer un proyecto escolar el cual iba a hacer en un diferente estado le dije que con mucho cuidado y que cualquier cosa me llamara en caso de que necesitará dinero.

la verdad no sabía si ponerme feliz Ya que estando sola únicamente me iba a masturbar ya no tenía relaciones sexuales, y es que no se sentía igual.

Un poco desanimada en ese aspecto, recordé la película y me estuve masturbando toda la noche.

La verdad es que aquella película me había calentado muchísimo y solamente quería tener sexo sin embargo mi esposo se había quedado otra vez hacer guardia, Por lo cual solamente podía controlarme con mi mano, me estuve tocando mi vagina durante un buen rato que estaba toda empapada, ya me está un poco satisfecha, y exhausta, ya tenía bastante sueño y dejé mi mano colgada en la orilla de la cama, antes de cerrar los ojos, pude percatarme que el perro había ido hacia mi mano y me empezó a patear no le había dado tanta importancia yo tengo que causa pero al poco rato también empezó a lamer la lo cual tampoco me de importancia que se encontraba muy cansada y ya tenía sueño Por lo cual lo dejé que siguiera lambiendo.

al día siguiente que me levanté el perro me di cuenta que se había quedado dormido en el suelo a un lado de mi cama al levantarme el otro también se despertó y nuevamente comenzó olfanearme la vagina, en esta ocasión le dije que te hiciera un lado y lo empuje para dirigirme a la cocina y tomar un buen desayuno, todo transcurrió normal le deje su croquetas en su plató y yo estaba desayunando, había tenido planeado no salir nuevamente y quedarme en casa holgazanear todo el día, Por lo cual decidí tomarme una ducha como todavía me encontraba sola me desvesti y dejé mi ropa a un lado, Tom y la ducha y se me había olvidado meter otra toalla solamente había metido una la cual al salir del baño me la había puesto en la cabeza, estaba desnuda y como estaba sola no me daba importancia, el perro se encontraba recostado nuevamente en el suelo y solamente me miraba, estuve un buen rato buscando mis zapatos, hasta que decidí agacharme y fijarme debajo de la cama como la altura de la cama era muy pequeña tiene que agacharme casi todas pegada al suelo, sin embargo había dejado mi pintura alzada, y efectivamente los zapatos estaban debajo de la cama y te di mi mano lo más que pude tratando de agarrar aquellos zapatos haciendo que estuviera muy a ras de suelo, mis tetas golpeada en el suelo al tratar de agarrar esos zapatos, al poco rato me di cuenta que el perro está olfateando mi vagina, cómo estaba desnuda este la empezó a lamer a los pocos segundos, la verdad es que fue una sensación rara ya que su lengua era muy larga y áspera y me había generado un poco de cosquillas y un escalofrío inmenso en espalda, hice mi mayor esfuerzo por sacar mi brazo de la cama le di una bofetada al perro y lo saqué al patio, durante el resto del día no lo dejé que pasará, mi esposo a las 7 de la noche me llama diciéndome que se iba a quedar hacer guardia durante 3 días y que no iba a regresar a la casa, yo le dije que si le llevaba algo de comer pero me dijo que no había problema que iba a comer en el comedor del hospital, le pregunté bien dónde te vas a dormir y él me dijo que hay un paciente el cual lo está cuidando y se va a dormir en una silla que se encuentra al lado de su cama.

Entre mí dije “Hmp, otra vez sola”. Ya en la noche esta vez no me puse a ver ninguna película erótica, sin embargo lo que me había hecho el perro me puso a pensar bastante, trataba de olvidarlo viendo una película de comedia o también infantil, sin embargo no podía olvidarlo parece como si me hubiera afectado bastante.

me asomé el patio y el perro se encontraba triste tal y como si hubiera sabido lo que hizo, no le di importancia así que me fui a la cama.

Ya estando dormida recuerdo muy bien haber tenido un sueño en el cual estaba teniendo relaciones sexuales con el perro.

Fue un sueño muy loco en el cual lo tenía encima de mí, la verdad desde que desperté toda sorprendida, y noté que había dejado la cama mojada, no podía creerlo me había dado un orgasmo teniendo aquel sueño.

decidí levantarme a meter las cobijas a la lavadora pero antes de eso las había dejado en el suelo y deje que se llenará la lavadora.

Mientras me dirigía un pequeño cuerpo en donde dejaba lo que era el jabón para lavar la ropa.

Al salir de este pude notar que el perro se encontraba olfateando nuevamente las cobijas no le dije nada pero me preocupo que las estuviera lamiendo.

Le grité “Jhon alejate de hay” y el perro obedeció y se metió a la cocina.

Metí las cobijas a la lavadora y la que andas me recarguen está pensando en aquel sueño y lo que había hecho el perro.

Al darme cuenta me había mojado nuevamente tal vez había sido por el señor y por el movimiento de la lavadora, dije entre mí “estás loca María en qué diablos estás pensando”.

Bajé la mirada y noté que el perro estaba al lado de mí, no sé pero en vez de mandar la cocina empecé a acariciar tu cabeza y le dije “perdóname pequeño y por aquel golpe que te dí anoche”.

En ese momento yo tenía una minifalda la cual el perro se acercó a mis bragas y empezó nuevamente a olfatearme.

Esta vez dejé que lo hiciera Y mientras lo hacía estuve pensando en aquel sueño, pude notar que me había mojado y mis bragas estaban todas húmedas por lo que entré a la casa y llamé al perro tragandome el orgullo y el miedo que tenía, me quité las bragas y la minifalda quedando completamente desnuda de mi cintura para abajo, no tenía sostén y solamente tenía una pequeña camisa la cual me quité, ya una vez desnuda por completo, me subí a la cama y dejé que también el perro se subiera, le puse mi vagina en su hocico y este comenzó a lamer la nuevamente, Dios esa sensación era tan rica que me dieron varios orgasmos a la vez.

el perro estuvo lamiendo mi vajina durante varios minutos y en ocasiones pasadas mis dos dedos abriendo mi vulva y haciendo que la lengua del perro tuviera más acceso a mis paredes vaginales.

Después de varios minutos el perro me intentó montar pero yo me moví rápidamente sin embargo con sus dos patas delanteras pudo agarrarme rápidamente de la cintura, y no me soltó, me tenía muy bien agarrada.

El perro me había rasguñado mi cintura y mis piernas, y este se empezó a mover como loco pude bajar la mirada y noté que tenía algo rosa muy grande sabía que era su verga y éste intentaba meterla en mi vagina sin embargo no podía serlo del todo. Por lo que decidí agacharme un poco más y una vez que hice eso el perro pudo meter su pene dentro de mi vagina, cuando entró me dio un gran dolor que casi me hizo chillar sin embargo debido a que no había tenido en varios días relaciones sexuales al parecer mi vajina parecía disfrutarlo.

El perro se empezó a mover más rapido como loco y me hacía dar varios gritos de dolor y placer, aquel perro me embestía con su pene golpeando mis paredes vaginales la verdad es que tenía una sensación tan placentera mi marido nunca me había hecho algo como esto.

El perro siguió moviéndose como loco en varias ocasiones hasta que pude notar que algo rojo estaba intentando entrar por mi vagina hacía todo lo posible para impedirlo cerrando mis piernas, pero llegó un punto en el cual el perro se recargó más en mi haciendo que me agaché hará por completo en la cama y mi vagina se abrió haciendo que el perro pudiera meter su bola roja dentro de mi vagina, no podía creerlo esa bola me había causado un dolor todavía más grande, me dolió tanto la vagina pero al parecer al poco tiempo se empezó a acostumbrar al tamaño de esa cosa que me empezó a dar varios orgasmos cuando la movía dentro de mi vagina, la bola parece a hincharse cada vez más y más hasta que pude sentir como algo liquido, espeso y caliente entraba por mi útero, era su semen que se sentía tan bien, que se me había olvidado aquella sensación, mi utero se había llenado de tanto semen que aquel perro bombeaba, a pesar de que el perro estaba corriendo dentro de mi vagina, y te seguía moviéndose y moviéndose desenfrenadamente, pude ver cómo poco a poco iba saliendo un poco de su semen de mi vagina Por lo cual con mis dedos agarraba un poco y decidí probarlo, la verdad creí que iba a ser un poco más desagradable sin embargo la sensación es un poco más distinta a la del semen de un humano sólo que la gran diferencia es de que es más salado y un poco más espeso, el perro sigui cogiendome así por varias horas, hasta que me soltó se dio La media vuelta y nos habíamos quedado abotonados a pesar de que éste ya había parado de moverse tu pene seguía grande y aquella bola no quería salir Por lo cual lo apretaba con mi vagina para que no le hiciera ya que al empujar me daba un dolor tan grande, y yo quería seguir sintiendo este dolor y placer, fue una sensación única ya que el pene del perro seguia bombeando semen dentro de mí, nos habíamos quedado pegados durante unos 30 minutos Hasta que por fin pudo sacarlo se fue desinflando poco a poco, hasta que lo sacó y pude ver cómo salí a mis jugos vaginales mezclados con el semen del perro.

Estaba todo empapado y después noté que el perro empezó a lamer su pene no sé porqué pero eso me éxito nuevamente y ya que no había tenido una verga en mi boca, decidí hacerle sexo oral me acerqué diciéndole “vaya parece que necesitas un poco de ayuda” comencé a mamarle su pene y este se sentía muy diferente al de mi esposo, y tú me mamándosela durante varios minutos hasta que pude notar que él pero estaba apunto de venirse por lo cual, antes de que le hiciera la que su pene de mi boca y empecé a frotarlo en mis tetas haciendo que todo su semen se regara en mis tetas y en gran parte de mi cuerpo.

Después de eso decidí tomar una ducha, pero al parecer el perro quería más ya que mientras me estaba bañando el perro entró nuevamente olfateando me decidí ser al un poco a la regadera y el pero nuevamente me empezó a coger metiendo fácilmente su verga dentro de mi vagina.

nuevamente se había corrido dentro de mí y habíamos quedado pegado dejándome en cada en el suelo del baño rozando mis tetas.

sin embargo debido a que estaba ocurriendo un poco de agua el pene del Perro puedo salir en esta ocasión más fácilmente.

Cerré la puerta del baño y termine de ducharme para no oler a semen.

El perro y yo habíamos tenido el mejor sexo. él ya había dejado de ser virgen y yo por fin había tenido después de tanto tiempo sexo. Desde ese entonces cada vez que mi esposo tiene sus guardias, y mi hijo está en la escuela, el perro y yo tenemos sexo desenfrenado.

Pero por si las dudas cada vez que lo hacemos cierro la puerta principal con llave.

Mi perro amante y yo

no olvides pasarte por mi perfil para que puedas leer mis demas relatos, videos y me puedas concer.


    Online porn video at mobile phone


    porno con mi primachicas zoofiliaxxx cortoscogiendo con mi mamarelatos eroticos incestosexo xxx zoofiliaorgias lesbicasmis relatos pornochat pornoxxx con animalesmadre e hijo sexomanga zoofiliazoofilia extremazoofilia nuevos videosporno petardasrelatos pornvideos de zoofilia gratiscomics de zoofiliamujer culonaporno zoofiliavideos sexo con animalesmadres e hijos xxxlos mejores videos de zoofiliame coji a mi mamahentai de zoofiliazoofilia extremaxvideos de zoofilia gratiszoofilia xxxxxenfermeras pornorelatos eroticos mexicanosdescargar videos de zoofiliaporno zoofilia gayporno suciovideos x zoofiliagorditas cojiendozoofilia con animalesrelatos pornrelatos de incesto gaysexo madre e hijoesposa infiel xxxxxx porno lesbianasrelatos de zoofiliasexo con mi vecinaxxx cortosporno lesbicowww videos zoofilia comporno gay argentinosexo hermanossecu pornoxxx gay gratisvideos nuevos zoofiliazoofiliviolaciones xxxcojiendo con mi hermanaxxx de gaystetas con lecheincesto mexicozoofilia caninavideo de zoofiliacojiendo con mi amigazoofilia espanoltrios xxxchica tetonalesvianas teniendo sexovideos de zoofilia gratiscuentos eroticossite:pornoamateurvip.com zoofiliazoofilia serpientedon porno zoofiliamaduras analcartoon zoofiliasexo con hermanazoofilia espanolaporno con mi tiasirvienta pornohistorias xxxsexo con mi madrastravideos gratis de zoofiliavecinas xxxzoofilia porno gaysexo con perroincesto con mamaborrachas cojiendoincesto mexicano xxxporn zoofiliarelatos de incestoszoofilia fotoschat calientemamada de tetasporno gay chavitoszoofilia relatosme coji a mi primacomics porno de zoofiliasexo en el colegiosexo madre e hijosexo cerdas